Cepas de vino

Porque nadie nace siendo experto, aquí te entregamos algunas ideas de qué tipo de vino llevar para diferentes ocasiones. Desde esa junta de ex alumnos hasta un almuerzo con los suegros…

Elige tu Momento

Elige Lugar

Elige con quien

Celebrar el cumpleaños

En toda celebración de cumpleaños no puede faltar el momento dulce para cantar cumpleaños feliz y pedir los 3 deseos. Si la gran sorpresa es una tartaleta o pastel de frambuesa, anímate a acompañarla con una copa de vino Pinot Noir, que gracias a su acidez balanceada, destacará el delicioso sabor de la frambuesa, logrando una mezcla perfecta.

Para Beber

Para Comer

Noche de pizza

¿Noche de pizza? ¡¡Sí!! El plan es llegar a casa, descansar junto a tu pareja o amigos mientras compartes una deliciosa pizza Margarita, donde su simpleza te llama: queso derretido, tomate y albahaca fresca, con un toque de aceite de oliva. Este mágico momento puede ser aún más perfecto con una copa de Sauvignon Blanc o de Syrah.

Para Beber

Para Comer

Almuerzo para celebrar a mamá

Un fin de semana dedicado a la mamá a full, porque es su día y sí o sí hay que celebrarla. Invítala a un almuerzo, ya sea en casa o en un restaurant. El plato de fondo puede ser un pollo preparado con especias acompañado de una ensalada y por supuesto no puede faltar un Sauvignon Blanc, un vino aromático, perfecto para demostrarle cuánto la amas.

Para Beber

Para Comer

Comida india con la familia

El fin de semana es una buena oportunidad para variar y conocer nuevos sabores, ir con la familia a un restaurant de comida india y preguntar por los diferentes platos de la carta. Cuando llega el momento de probar, notarás los infinitos aliños que son una verdadera explosión de sabor. Un buen maridaje para este tipo de comida es un vino Riesling o si optas por un tinto, un Pinot Noir, será una gran elección.

Para Beber

Para Comer

Picoteo con los amigos

Saliste de la pega y quedaste en juntarte con tus amigos. ¿Dónde?, en tu casa, por lo que eres el anfitrión. Sorpréndelos con un inicio memorable, comienza con unas empanadas de cóctel de queso, para que fluya la conversación de manera divertida y espontánea. Abre una botella de Espumante Brut, que al tener una refrescante acidez, será el toque para que sea una velada inolvidable.

Para Beber

Para Comer

Luego de sobrevivir a la lluvia

En la calle te enfrentaste con una enojada lluvia, pero lograste llegar a casa vivo. Lo siguiente es entrar en calor encendiendo la estufa o calefacción, quitándose el abrigo y no puede faltar, una comida calentita. Te recomendamos una crema de tomate, acompañada de un Merlot que aportará frescura equilibrando la acidez del tomate.

Para Beber

Para Comer

Para disfrutar el verano

Temporada de piscina, playa, arena y bloqueador solar. Lo mejor es tener un verano refrescante por eso mismo deberías probar cosas nuevas y salirte de lo mismo de siempre. Un Chardonnay Sour es nuestro recomendado para brindar bajo el sol de esta temporada. Lo fresco de limón y del Chardonnay juntos es la dupla perfecta para luchar contra el calor.

Para Beber

Para Comer

Para Fin de Año

¿Brut o Demi Sec? Cualquiera esa bueno para disfrutar a finales de diciembre con los más cercanos. Ya sea con tus amigos o familia siempre es bueno descorchar un espumante. Recuerda: El Brut si te gusta el espumante más seco y te preocupan las calorías, el Demi Sec si te gusta más dulce y el azúcar no te complica. En ambos casos usa copas estrechas para que se mantengan esas burbujas. ¡Y ojalá que vuele el corcho cómo para que el momento sea inolvidable!

Para Beber

Para Comer

Para la esperada reunión familiar

Se acerca el fin de año y comienzan esas reuniones familiares con parientes que no vez hace mucho tiempo, quizás meses, quizás años. Lo mejor es irse a la segura porque puede ser que no todos tengan el mismo gusto. Un asado, una cena, un almuerzo e incluso un picoteo va bien con un joven y liviano Pinot Noir. Un tinto para todos.

Para Beber

Para Comer

Una copa para una noche de cine en casa viendo Magnolia (2000)

¿No quieres salir y quieres quedarte encerrado viendo películas en pareja? Te recomendamos ver Magnolia (Paul Thomas Anderson, 2000) descorchando recomendamos un buen ensamblaje chileno. Una mezcla de Cabernet Sauvignon, Carménère, Merlot. Una película alocada para maridar con una mezcla de lo mejor d e lo nuestro. ¡Así que agarra un par de copas y a disfrutar!

Para Beber

Para Comer